Nuestros valores


La historia de Lavazza es la de una empresa que, desde hace más de 120 años, ha perseguido una visión basada en la pasión por el trabajo, por el producto y la tierra en la que opera. Estos valores han formado parte del ADN de Lavazza desde su fundación en 1895, y los han mantenido cuatro generaciones de emprendedores.

Cada miembro de la familia que ha trabajado en la empresa la ha ayudado a crecer, transformándola en lo que es hoy, pero todavía fiel a las cualidades de pasión e innovación heredadas de Luigi Lavazza.

“Se trata de hacer negocios con el corazón”,
como bien dice Emilio Lavazza
Es el espíritu que nos ha permitido expandir la empresa a lo largo de los años: nuestra manera de hacer negocios es un ejemplo de sostenibilidad en el sentido más amplio de la palabra. Es una cualidad construida y compartida con todas las personas que hemos conocido, comenzando con nuestros empleados y los lugares en los que trabajamos.
Lavazza invierte incluso en el desarrollo de los países donde opera.

Durante más de diez años hemos contribuido y hemos trabajado directamente con proyectos de sostenibilidad en apoyo a las comunidades locales de América Central y del Sur, África y Asia, y hemos ayudado a los pequeños productores de café con programas para mejorar la economía local, la vida comunitaria (escuela, condiciones de trabajo) y la protección del medioambiente.


Estas son las cualidades que, día tras día, respaldan el valor de la empresa y permiten que se nos reconozca a nivel mundial como un excelente Grupo, no solo por la producción de café premium, sino también por nuestro enfoque del trabajo y el compromiso social.