Centro de gestión corporativa de Lavazza

Aurora, el proyecto de Cino Zucchi Architetti, ganadores de la licitación, ha rediseñado el bloque entre Via Bologna, Via Pisa, Via Ancona y Corso Palermo para construir un ambiente nuevo y vital donde Lavazza ha establecido el nuevo centro de gestión corporativa de la empresa. El estudio ha creado una sola ubicación para aproximadamente 600 empleados, muy cerca del centro industrial de Strada Settimo, donde se ubica una de las plantas más grandes del mundo para el procesamiento y la producción de café. El Lavazza Innovation Center, dedicado a la investigación y la innovación, también ha abierto sus puertas.

Las obras del centro de gestión corporativa comenzaron en otoño de 2014 y finalizaron en 2017.

El edificio que alberga el centro de gestión corporativa de Lavazza tiene la forma sinuosa de una gran nube. La altura del complejo varía en cada lado, dependiendo de su orientación respecto del sol y de los edificios circundantes: en el corazón del bloque, en el lado de Via Ancona y del nuevo patio, el edificio se alza tres pisos, mientras que alcanza seis plantas en el lado de Largo Brescia.

Los materiales utilizados para la construcción incluyen ventanas que se alternan con paneles metálicos y acristalamientos tratados con serigrafías decorativas. Otras características son las columnas y las molduras horizontales metálicas: una cuadrícula de elementos verticales y horizontales, ubicada en el exterior del plano de la ventana, que crea un efecto de luz y sombra dependiendo de la estación y la hora del día, y ayuda a proteger el interior de la luz del sol directa.

Un gran atrio de cristal con un techo curvado conecta el centro de gestión corporativa con el Museo Lavazza, el patio ajardinado, la tienda y La Centrale. La escalera interior principal se eleva majestuosa por la pared del edificio, alcanzando el tercer piso y abriéndose al exterior en una amplia terraza con jardín en la azotea.

En los dos pisos del sótano se ubica el aparcamiento de la empresa. La planta baja alberga las funciones relacionadas con el público: recepción, salas de reuniones y espacios de trabajo para consultores, zona de descanso, gimnasio y la tienda del Museo Lavazza. Las otras plantas están dedicadas a las oficinas.

Lavazza ha involucrado a sus empleados y ha recopilado sugerencias e ideas para crear un espacio de trabajo que responda a sus necesidades en la medida de lo posible.

El mobiliario interior, codiseñado por el Grupo Thema Progetto, es tan sostenible como el resto del edificio, pensado para la comodidad de los empleados, el consumo de energía reducido y la gestión eficiente del espacio.